Noche mágica

Salí del colegio contenta porque esa noche iba a ser muy especial. Cuando mi padre no estaba, me iba sola, pero mi casa no estaba lejos. Llamé a mi vecina Lola, una mujer joven y muy guapa. Ella tenía llave de casa, pero yo prefería quedarme hasta que llegara papá. A...

Bendita infancia

Aquella mañana, cuando se despertó, se miró al espejo y vio que el niño había desaparecido: era todo un hombre. Y se entristeció. Intentó recordar qué hacía allí pero le fue imposible. Salió y se sentó frente a la ventana. Fuera, unos niños jugaban en la calle. Un...