AMANTES

Sentados en la pequeña mesa junto a la ventana, veían pasar a los transeúntes, despreocupados en apariencia, sin advertir su presencia. Dentro, ella le cogía las manos y él se dejaba llevar. Ella lo miraba apurando las últimas...